Ejercicios Para Embarazadas En Agua

Cuando se está embarazada se experimentan muchos cambios corporales, cuando eres primeriza puedes sentir muchas cosas distintas o incluso si ya es tu tercer embarazo puedes sentir cosas que con los embarazos anteriores no habías sentido.

El aumento del volumen de tu vientre trae consigo un aumento en el peso corporal, pero internamente también trae la presión de los órganos internos, el estómago, los intestino la vejiga y el diafragma se ven afectados por este crecimiento, que aunque paulatino, cuando él bebe tiene un tamaño mayor y se mueve o patea pueden sentir un dolor que antes no había experimentado.

actividades acuáticas embarazadas

Síntomas como estreñimiento, micción continua, acidez estomacal, hambre sin control, hinchazón en los pies y en las manos, pueden ser frecuentes en este sentido, y en este periodo.

Siendo hasta un punto un mecanismo normal de defensa y control del organismo el presentar todas esas molestias ya que es testimonio de que un nuevo ser crece y se forma de manera natural y normal dentro de ti.

Qué ocurre al caminar?

Cuando caminamos están embarazadas, dependiendo de la semana de gestación en la que estemos podemos presentar más, o menos molestias. Existen algunas damas, que realizan trotes y ejercicios continuos. Eso es posible??

Sí ciertamente y se recomienda realizar alguna practica física, alguna actividad para activar la circulación y el retorno venoso durante el embarazo. Sin embargo, se debe solicitar un buen chequeo medico para realizarlo. Muchas mujeres que han desarrollado condiciones atléticas previas al embarazo suelen tildar de flojas a las que no los practican.

Ahh pero déjenme decirles que no todas se sienten del mismo animo ni tienen la misma condición física.

Contraindicaciones.

Cuando una madre se embaraza después de los 40 años, se considera un embarazo de alto riesgo por tanto se busca que el embarazo transcurra de forma controlada, sosegada y tranquila. Incluso pueden indicar reposo domiciliario o reposo absoluto según la condición previa de la madre. Cuando el medico detecta alguna situación de riesgo e indica reposo, a madre no debe ponerse creativa, a inventar o a sentirme menos que as otras, y poner en riesgo su vida y la del bebé.

Embarazo y piscina 3

Debemos comprender que en esa etapa somos nosotros quien proveemos vida, el bebe aun no está en condiciones de ser, un ente independiente, por ende, nos necesita para comer, respirar, mantenerse, crecer y vivir… entonces, hay que tomar en consideración estos aspectos y respetar la opinión médica y mantener el reposo.

Sin embargo hay opciones.

Para algunas madres con embarazos un poco difíciles y que atraviesan situaciones como éstas, hay alternativas saludables y seguras en las que puedan dar aivio a su hinchazón en los pies, su dolor de espalda y el dolor en las caderas.

Y es el agua!!!

Cuando tú te sumerges al agua es como si no tuvieras ese peso extra te puedes movilizar mejor, entonces ingresas a una piscina de profundidad media, donde el agua te cubra el torso y puedas con tranquilidad caminar dentro del agua o simplemente sumergirte es como si, te quitaran la barriga y te dieran un tiempo de alivio.

Es una sensación de plenitud y de libertad increíble, el hecho de que por algunos momentos puedas moverte ocn mayor libertad y sentir que tu cuerpo todo descansa y se da un breake. Estos momentos son importantes. Cuando uno se embarca en el embarazo, no está al cabo de pensar que ocurrirán tantos cambios, una cosas es ver una mujer embarazada en la calle, otra muy distinta es sentirlo tu y estarlo.

Estando en el agua.

Estando en el agua, lo mas recomendable es que puedas:

fotonoticia 20140707135236 800

  • caminar, moverte a tu ritmo, a tu velocidad, que te vayas adecuando al no sentir el peso completo.
  • subir y bajar tus piernas alternadamente, una primero y otra después, de modo que no pierdas el sostén en el agua. Aunque si o llegaras a perder no hay problema porque hay menores riesgos de caerte y golpearte.
  • Agacharte suavemente hasta donde el agua te cubra el cuello de forma de tonificar el suelo pélvico y levantarte con suavidad.
  • En algunos casos puedes hacer movimientos sencillos de aerobics en al agua, que tiene una movilidad mayor pero que el impacto muscular es similar al realizado fuera del agua.
  • Hacer respiraciones continuas, para mejorar tu propia capacidad respiratoria y fortalecer la circulación.
  • Si el cuerpo te lo permite y te sientes cómoda también puedes nadar un rato, de espalda, pecho o estilo libre o crowl, según te sea más cómodo y sientas que el movimiento fluye, que no sea una carga ni que lo realices con un sobre esfuerzo.
  • Igual se recomienda tener precaución y no demandarse en la realización de movimientos y ejercicios ya que, el hecho de que no sientas el peso en la barriga no quiere decir que no estas embarazada y más aún que el agua no este ejerciendo una presión interna tipo drenaje infantico y masaje. Además el movimiento en el agua suele ser hasta más demandante que el que se realiza afuera porque se debe vencer a barrera que impone la masa de agua para el movimiento.
  • Si luego de realizar alguna de estas rutinas observas o sientes alguno dolor en el bajo vientre, o alguna otra reacción que no esperes y te desagrade, no dudes en asistir de inmediato a un especialista.
  • Al salirte y al momento de ingresar a la piscina se les recomienda tener mucho cuidado de os resbalones, sujetarte bien, salir por las escalerillas y pedir ayuda al momento de salir, pueden ser las mejores decisiones. Utilizas sandalias antirresbalantes y colocarlas justo al lado de las escalerillas de modo que al salir puedas tener acceso a ellas de forma inmediata.

También puedes ver:

Hasta la próxima!!!

Lcda. Mary Rondón



Deja un Comentario

Leer más
Trucos para controlar la ansiedad rapidamente

El estrés o la ansiedad es uno de los problemas más comunes en la vida de todas las personas, pero...

Cerrar